Pasando por Hungría: Viaje a Budapest

Budapest, ciudad situada al Norte de Hungría, es un increíble destino turístico. Tiene un centro histórico espectacular y el coste de vida es bastante razonable, por lo que nos encontramos con un destino “con el encanto de Viena, y la vida nocturna de Praga”, pero muchísimo más económico, puesto que es una ciudad mucho más barata que gran parte de Europa Occidental. Atravesada por el río Danubio, que antes dividía las dos zonas de la ciudad; Buda y Pest, no es sólo famosa por su historia, sino también por sus baños termales. Además tiene alrededor de 200 cuevas existentes en el subsuelo de la ciudad, generadas por las corrientes de agua que proveen esos baños termales.

Con respecto a la moneda, a pesar de que Hungría forme parte de la Unión Europea, allí no se utiliza el Euro sino el Florín. Puedes consultar aquí el cambio actual. Hay muchos puestos de cambio en la ciudad, pero como aconsejo siempre, mejor sacar el dinero del cajero y no arriesgarse a que nos peguen el palo en las zonas más turísticas.

Dicho esto, toca lanzarse a la aventura húngara¿Qué hacer allí, qué ver y cómo? El tiempo recomendado para verlo ronda entre los 3-4 días en los que no pararás ni un segundo. Recuerda incluir bañador o bikini en la maleta, te será imprescindible. ¡Allá vamos con la lista!

Primero, unas pequeñas clases de historia, ya que si es algo por lo que destaca esta ciudad, es por la gran cantidad de monumentos que hay.

Atravesar el Puente de las Cadenas (Széchenyi Lánchíd) y subir al Castillo de Buda (Budavári Palota). Fue el  primer puente permanente que se construyó para unir Buda y Pest en 1849, y es uno de los iconos más famosos. Desde el Castillo, protegido por la UNESCO, se pueden disfrutar de una de las vistas más espectaculares de la ciudad. Actualmente se encuentra allí el Museo de Historia de Budapest, la Galería Nacional de Hungría, y la Biblioteca Nacional Széchényi.

Vistas Castillo Buda - Budapest
Vistas desde el Castillo de Buda. Foto: Cora Diz

En la salida al distrito del castillo se encuentra  la Iglesia de San Matías (Mátyás-templom). Tiene más de 700 años, y su tejado es de baldosas de cerámica precioso. Muy cercano a ella también se encuentra el Bastión de los Pescadores (Halászbástya), otro de los miradores más famosos de la ciudad. Se compone de 7 torres, que representan las 7 tribus que fundaron la nación.

Iglesia de San Matias

Parlamento Húngaro (Az Országház). Es el tercer mayor edificio de parlamentos en el mundo. Terminado en 1902 después de casi 20 años de construcción, contiene muchas joyas húngaras en su interior.

Parlamento Budapest
Parlamento Budapest (En Obras, mala suerte)

Zapatos en el Danubio (Un Cipők un Duna-Parton). Fueron creados en homenaje a los Judios húngaros que fueron fusilados y arrojados al río en las manos de la Cruz Flechada (partido político húngaro fascista) en la época de la II Guerra Mundial (del 15 de octubre de 1944 al 28 de marzo de 1945). Los zapatos eran un bien muy valioso y escaso en la época, por lo que se pidió a las víctimas que se los quitarán antes de que se provocara la ejecución. Cada par esculpido sigue un modelo de los zapatos reales de la época, todo un monumento emotivo.

Zapatos Budapest
Zapatos en el Danubio

Basílica de San Esteban (Szent István Bazilika). Es la iglesia más grande de Budapest, y fue construida a lo largo de 50 años en la década de 1800. A 96 metros de altura se encuentra su cúpula central, y subiendo arriba también se pueden disfrutar de otras increíbles vistas de toda la ciudad.

Basílica San Esteban - Budapest
Basílica de San Esteban. Foto: Cora Diz

Gran Sinagoga de Budapest (Dohány Utcai Zsinagóga). Es la sinagoga más grande de Europa y la segunda más grande del mundo. Fue inaugurada en 1859 y se encuentra en el gueto judío de Budapest. Al lado tiene también un museo judío.

Plaza de los Héroes (Hősök Tere). Uno de los puntos de referencia más grandes de la ciudad, también protegido por la UNESCO. Está dedicado “en memoria de los héroes que dieron su vida por la libertad del pueblo y la independencia nacional”.

Una vez terminadas estas lecciones, lo mejor es aprovechar que sea de noche para hacer un crucero por el Danubio. Los edificios que bordean sus orillas están iluminados y es un espectáculo verlos reflejados en el agua oscura del río. Se pueden coger muchos a las orillas de éste; suelen durar una hora y te dan también un audioguía.

Budapest - Hungary
Budapest Anocheciendo, Todo un espectáculo de reflejos

Si te quieres dar un capricho, tómate un cocktail en el tradicional Café New York”, una de las cafeterías más glamorosas y hermosas del mundo. Abrió sus puertas en 1894 y fue muy concurrido por artistas de todo tipo, considerado como un punto de encuentro cultural.

Otra de las actividades que no puedes dejar de hacer y que he nombrado muy al principio, es visitar sus baños termales. Me lo he dejado para casi el final puesto que es una de las actividades más divertidas y diferentes que he hecho en mis viajes. Hay dos maneras de ir a alguno de ellos. Por un lado puedes tomarte un baño durante el día en alguno de los más populares como el Balneario Gellért, Széchenyi, o baños turcos como Király Bath, Rudas o Veli Bej. Pero desde luego, yo recomiendo otra alternativa. Y es que todos los sábados por la noche se organizan fiestas en algunos de ellos. En ellas podrás disfrutar de los baños termales al ritmo de música electrónica con Dj´s, espectáculo de luces, Gogo’s, etc. Sin duda alguna, comprueba tu calendario para que cuadre con uno de estos eventos llamados Sparty (en Széchenyi) y Magic Bath (en Lukacs Baths).

Salir de farra por sus “Bares Ruina”. La mayoría se encuentran en el séptimo distrito de Budapest, que fue un barrio judío antes de la II Guerra Mundial. Éste barrio se encontraba cada vez más vacío con muchos edificios, fábricas, almacenes etc. en ruinas. En la década del 2000 estos sitios fueron re-decorados bajo el contexto de “ruina” con muchos materiales desechados y abrieron sus puertas en forma de bares y discotecas. Hay alrededor de 30 por toda la ciudad, y aquí puedes encontrar una lista con algunos de ellos. Mi recomendación va para el más popular, Szimpla kert.

Y para terminar, qué menos que hablar un poco de su gastronomía. Muy recomendables y deliciosos son sus dulces de hojaldre, Mákos rétes; los hay de muchos sabores, pero sin duda el más curioso es el de amapola. Por otro lado, si quieres probar la comida más tradicional húngara, el mejor sitio para comer allí es Frici Papa, lugar dónde encontrarás comida casera a muy buen precio, ¡digno de repetir!

Y aquí se acaba mi guía de aventuras húngara. Me dejé planes por hacer como la ruta por sus cuevas subterráneas, ir a la Isla Margarita, o visitar el Hospital de la Roca de la II Guerra Mundial con un Búnker nuclear al lado. Pero como siempre digo, cada vez que se viaja, siempre hay que dejarse algo por ver para repetir. Y sin duda, Budapest es una ciudad en la que lo haré.

Summary
Pasando por Hungría: Viaje a Budapest
Article Name
Pasando por Hungría: Viaje a Budapest
Description
Viaje a Budapest;ciudad no sólo famosa por su historia, sino también por sus baños termales y sus cuevas subterráneas.Descubre sus lugares más emblemáticos.
Author
2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR